Bujarkay

Cruces de mayo

Mayo es el mes en el que la primavera alcanza su plenitud y en casi todas las fiestas, las flores y las plantas, con toda su viveza, se convierten en elemento indispensable. Es el caso de las Cruces de Mayo, una tradición que en los últimos tiempos ha cobrado fuerza en la inmensa mayoría de los municipios jiennenses desde Alcalá la Real a Aldeaquemada, de Cazalilla a Jimena (con sus característicos "tíos de ricia"), pasando por Úbeda, Linares, Baeza, Noalejo o la capital, Jaén, donde la tradición de las procesiones infantiles recupera, en formato mini, la Semana Santa.

En diferentes puntos, los vecinos instalan altares profusamente adornados con flores, macetas y elementos litúrgicos. Es la vertiente religiosa de una fiesta en la que a cada cruz se une una verbena que garantiza la fiesta acompañada por caldos y productos típicos de la tierra. Tradicionalmente se desarrolla entre el 1 y el 3 de mayo, día de la Cruz, pero en algunos municipios se pospone hasta los días 6 y 7 de este mes.

Cruces de mayo

| Del 1 a 7 de Mayo